Será Luis Enrique lo que el Barcelona necesita

Ante la esperada salida, por algunos, del hasta hace días técnico del Barcelona Gerardo Martino, la dirección del club culé ya volteaba a ver, al menos de reojo a sus filiales y concretamente a sus ex-jugadores para suplir ese banquillo que nadie supo llenar como el recordado Guardiola.

Luis Enrique es ahora el elegido para llenar los zapatos de un entrenador capaz de devolver al buen camino a un equipo acostumbrado a ganarlo todo y que en las últimas semanas y meses había visto como todos sus sueños y aspiraciones se perdieron.

Nueva administración

El asturiano de 44 años enfrenta ahora uno de sus retos más difíciles. El de guiar al Barcelona a lo más alto de futbol mundial y de paso lidiar con una constelación de estrellas en el camerino con un único Messi como centro de la galaxia.

Luis Enrique ya demostró que no le teme a nada como jugador y técnico de las ligas menores del Barcelona, además de corto paso por el Celta de Vigo donde no tuvo mayores logros que no descender de categoría. Ahora la directiva de los blaugranas lo eligen como su caudillo y espera recuperar algunas piezas perdidas, como el caso de Rafinha y Gerard Deulofeu, ambos cedidos a otros equipos.

Después de Pep

Al final del día, la elección del ex-jugador como técnico, por al menos dos temporadas, parece ser lo más lógico. Después de todo él se quedó a cargo del Barcelona B cuando Pep subió a la mayor y siguió subiendo hasta el Olimpo de los dioses del futbol.

Con más experiencia que el Tata Martino, se presenta ahora como el salvador de un club nada parecido al que un día fue. La grada y los directivos esperan ver un renovado Barcelona que quizá cuente entre sus filas, por lo menos, a un par de campeones del mundo después del venidero campeonato en Brasil de la mano de alguien que otrora dio triunfos y gloria al barcelonismo entero.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios