La forma de aliviar el dolor muscular después del gimnasio

Seguramente en más de una ocasión en tu primer visita al gimnasio y realizar tu primera rutina con peso, has sentido que 12 o 24 horas después tienes dolor en el área en la que trabajaste, y en muchas ocasiones es intenso que no puedes mantener tu rutina diaria.

Así que a continuación te daré a conocer la forma en que puedes llevar a cabo tus rutinas de ejercicios en el gimnasio, sin que esto afecte tu diario vivir, es decir que el dolor que sientas sea agradable y no intenso.

¿Por qué se siente ese dolor?

El dolor que sentimos después de haber tenido una rutina en el gimnasio se debe a que es la reacción conocida como DOMS, la cual en su traducción al español por su siglas en inglés significa el dolor muscular tardío.

Este se debe al resultado de una lesión leve en las fibras musculas que se provoca gracias al exceso de ejercicio o en el caso de deportistas más avanzados de iniciar un ejercicio nuevo, lo cual le provoca desgarros y le indica al sistema inmunológico que libere glóbulos blancos.

Los tratamientos

Según los expertos lo más recomendado es descansar un poco para que la inflamación muscular y al área afectada pueda descansar de la lesión, ya que esto es una forma en la que el cuerpo te dice que descanses.

Además después del ejercicio o en las posteriores horas lo recomendable es darse una ducha con agua caliente para que los músculos se relajen. Por último también es conveniente colocarse hielo en la parte afectada para desinflamar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios