El susto de Checo Pérez

Los primeros entrenamientos libres para el gran premio de Hungría se vieron marcados por el espectacular accidente que protagonizó el corredor mexicano Sergio Pérez que volcó tras perder el control al romperse la suspensión de su Force India, llevándose un gran susto pero saliendo ileso y sin ningún rasguño.

Al parecer el monoplaza de Checo sufrió la rotura de la suspensión trasera derecha que le hizo perder el control antes de la antepenúltima curva del circuito húngaro. Pérez, que declaró que se asustó “mucho” y que “sólo pensaba en salir” de su monoplaza, “Fue un dramático accidente”, “El impacto no fue tan malo, pero luego me di la vuelta y me dio un poco de miedo. Salir del vehículo fue todo un reto en esa posición, pero gracias a dios no pasó nada, mientras tanto no rodo en la segunda sesión.

Sin respuestas

El mexicano admitió que Force India no tenía respuestas, sin embargo, él señaló que no sabía que algo había fallado en el monoplaza hasta que observó la repetición de la televisión. “Todavía estamos tratando de averiguar qué sucedió”, agregó.

“Vimos en el video que la suspensión trasera tenía una inclinación, así que aún estamos analizando con la fábrica para asegurarnos de que la podemos utilizar en los próximos días”.

La suspensión

“Pensé que el césped había sido el factor. Ahora mirando el vídeo y los datos es bastante claro que la suspensión trasera se rompió”.

El mexicano apuntó que esto afecta sus planes de desarrollo para el Gran Premio de Hungría al ver recortado su tiempo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios