El Golf después de Tiger Woods

Tiempo después de los constantes escándalos en su vida personal y una que otra lesión, casi obligada, Tiger Woods vuelve al césped en el marco de la competencia que acentúo su leyenda en el ya pasado 2006, el Abierto Británico de Golf.

Fue allí cuando el californiano dio su último toque a la pelota frente a la atenta mirada de más de 230,000 personas que en aquella ocasión presenciaron el ascenso del que sería el golpista más recordado hasta el momento.

Estrella en ascenso

El furor que causó Woods no fue casualidad. De hecho comenzó mucho tiempo atrás cuando en el 97 triunfó con tan solo 21 años en el Master de Augusta, donde se adjudicó el primer puesto con 12 golpes por encima de Tom Kite.

Años después, el carisma y popularidad de Tiger hicieron del Golf un deporte seguido, ya no únicamente por las élites, sino también por el ciudadano común que disfrutaba de las celebraciones y golpes de un jugador humilde y social. Atrajo así patrocinadores y una audiencia televisiva al juego sin precedentes, sin él, la cosa ahora se ve bastante distinta.

Ausencia llorada

Como se dijo al principio, varias cosas apartaron a Woods del Golf, y este ultimo sufrió las consecuencias. En lo que va del año los torneos no superan en lo más mínimo lo alcanzado en meses anteriores con la presencia del mencionado chico de la eterna sonrisa.

Esto hace que los conocedores se pregunten qué pasará con el deporte cuando Tiger Woods ya no esté. Una muestra ya se dio, y ahora con su regreso esperan que vuelvan también los adeptos al juego vistoso, carismático y sobre todo preciso de esta leyenda del Golf.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios